Tips para conseguir unos smokey eyes perfectos


smokey eyes

El efecto smokey eyes es uno de los más deseados sobre todo cuando tenemos algún evento nocturno. Una técnica súper favorecedora pero que no siempre sale como nos gustaría. A veces se nos cuartea, se nos mancha la zona de la oreja, aplicamos demasiada cantidad, que no nos resista toda la noche…

¿Cómo conseguir unos smokey eyes perfectos?

smokey eyes

Hoy desde BO os queremos dar algunos consejos para que consigáis unos smoky eyes de cine. A continuación, os desvelamos los tips definitivos que evitarán todo tipo de dramas durante el proceso. ¡Toma nota!

  • Usar siempre corrector, antes o después. Si eres de las que tiene miedo que las sombras acaben manchando la sombra de la ojera, puedes aplicarte al final el corrector. Pero no será hasta que te lo apliques cuando veas el resultado favorecedor. También puedes hacerlo al principio, de esta manera no te desorientarás a la hora de dar con el efecto deseado.
  • La importancia de limpiar bien la zona. Antes de empezar el proceso es fundamental eliminar cualquier tipo de partícula de nuestra piel. De esta manera, el maquillaje quedará compacto encima de una base limpia y sin impurezas. Sobre todo, en la zona del párpado, ya que es donde se puede haber acumulado más grasa. Es imprescindible si queremos que el maquillaje nos dure lo máximo posible y no acumule más cantidad de la que debería en los pliegues.
  • Aplica un toque de polvos en la zona del párpado antes de maquillarlo.
  • Si quieres evitar que la sombra se difumine en exceso y acabe derramándose por las ojeras, te recomendamos utilizar una sombra en crema y posteriormente, intensificar el tono con una sombra en polvo. Además, si te gusta el acabado con lápiz de ojo, puedes fijarlo con una sombra de ojos, de esta manera, evitarás que se mueva el producto.
  • Usar un bastoncillo de algodón. Si ves que durante el procedimiento del smokey eyes son muchos los restos que se van colocando en zonas en las que no deberían estar, usa un bastoncillo de algodón. Empápalo en desmaquillante o agua micelar y deshazte de los restos. Eso sí, después corrige la zona con un poco de base para igualarla con el resto del rostro.
  • La clave de unos buenos smokey eyes es conseguir un degradado. Se puede jugar con varias tonalidades, o con una sola para ir a lo seguro. Es importante concentrar la intensidad en el párpado móvil y luego ir difuminándolo hacia el exterior. ¿Un consejo? Hazlo con brocha a base de pequeños toques.
  • Aplica rímel en las pestañas inferiores para conseguir un efecto más intenso. También puedes trazarlas con un lápiz de larga duración y difuminar el trazado de forma inmediata. Intensificarás tu mirada al instante.
  • Por último, limpia la zona con una brocha. Si te han caído restos en la parte de las ojeras, puedes retirarlos con la misma brocha con la que te has aplicado la base. Para ponerle la guinda al pastel, puedes repasar esta zona con un poco más de correctos o/y base.

Con estos consejos, estamos seguros que conseguirás unos smokey eyes perfectos. Un último tip: lleva siempre contigo un pincel contigo para ir retocándote la sombra de vez en cuando.

Y si eres de las que prefieren ponerse en manos de profesionales para conseguir este efecto tan favorecedor, puedes disfrutar de nuestro servicio de maquillaje de ojos de BO. ¡Te esperamos!