Trucos para presumir de melenas XL


Así como la semana pasada hablábamos sobre melenas cortas, esta vez queremos focalizar nuestra atención en las melenas XL. Tendencias actuales y ambas totalmente compatibles, aunque cada una se adapta en función de la personalidad y estilo de cada persona.

Así pues, hoy queremos alabar los beneficios de las melenas eternas. Y es que, para que negarlo, amamos las melenas XL bien cuidadas. Y para que podáis presumir de pelazo, os queremos enseñar distintas formas para que lo luzcáis de la mejor forma posible.

  • Completamente lisas: no rizos, no ondas. Lisa como una tabla. Así tienes que llevar tu melena XL si quieres presumir de una longitud absoluta. Eso sí, para lucirla en condiciones no te olvides que necesitan mucha mucha hidratación; sobre todo si necesitas la ayuda de la plancha para conseguir el acabado deseado.
  • Con flequillo: si lo que quieres es añadir personalidad a tu look, el flequillo puede convertirse en tu mejor aliado. Recto, abierto, semi largo… todo vale.
  • Desenfadadas: una de las ventajas del long hair es que te permite dejarlo secar al aire y conseguir, excepciones a parte, un resultado desenfadado y bonito.
  • Con raya en el medio: una raya en medio muy marcada puede ser la clave para que luzcas un look de lo más cool inspirado en los años 70’s. Si por el contrario eres de las que no soporta una raya totalmente marcada, apuesta por jugar con tu melena y llevarla de lado a lado.
  • Onduladas: las melenas por la cintura con unas ligeras ondas en las puntas son amor absoluto. La textura y el volumen que adquirirá tu melena aportará un soplo de aire fresco a tu look entero. El estilazo que conseguirás será insuperable.

Una de las ventajas de tener una melena XL es que puedes jugar completamente con ella, ya sea llevándola recogida con moños desenfadados, coletas eternas, semirecogidos, trenzas… o llevarla suelta y lucirla lisa, ondulada o desenfadada. Opciones infinitas para melenas kilométricas.

melenas xl